El término municipal de Píñar ha sido asentamiento humano desde épocas remotas de la Prehistoria, al menos desde el Paleolítico Medio y el Neolítico. Así lo atestiguan los muchos yacimientos arqueológicos encontrados y, por supuesto, las cuevas. También fue habitado en las edades del Cobre y Bronce, y por culturas posteriores como la ibérica y romana, de la que se ha hallado El Togado de Periate, una escultura de bronce que representa al emperador Claudio II el Gótico.Durante la dominación islámica se construyó una fortaleza que ha sido declarada como Monumento Nacional, a pesar de las diferentes operaciones de hostigamiento que sufrió de mano de los jinetes de Cazorla. Poco antes que Granada, esta localidad cayó en poder de los Reyes Católicos, siendo el alcaide Sidi al Mandari, que fundó la ciudad de Tetuán cuando se marchó al norte de África. Este hecho conlleva a que hoy esta ciudad esté hermanada con Píñar.

Tras la expulsión de los moriscos, sufrió un periodo de decadencia. En la actualidad, hay grandes perspectivas al haberse abierto al público la Cueva de las Ventanas, la que sin duda sirve como foco de atracción del turismo.

Foto de Castillo Antigua